Los 8 motivos para ir al gimnasio en verano

Ya estamos oficialmente en verano, y las terrazas, cervezas, tapas, amigos, fiestas… nos llaman a gritos y nos sugieren que hoy no vayamos al gimnasio, que tampoco pasa nada, que por una sesión de entrenamiento que te saltes no vas a perder tu rutina…
20/06/2018
Los 8 motivos para ir al gimnasio en verano's illustrative image

Ya estamos oficialmente en verano, y las terrazas, cervezas, tapas, amigos, fiestas… nos llaman a gritos y nos sugieren que hoy no vayamos al gimnasio, que tampoco pasa nada, que por una sesión de entrenamiento que te saltes no vas a perder tu rutina… y así es;  saltarte la clase de bodypump de los miércoles no es el fin del mundo, pero todos sabemos que con un día de escaqueo es suficiente para entrar en la espiral de pereza, excusas y terrazas al sol de las tardes de verano para no volver a pisar el gimnasio nunca más.

Pero En Clubs Áccura tenemos motivos más que suficientes, no solo para no dejar de entrenar, sino para tener el gym como parte más de tu rutina de verano y de vacaciones.

1.El aire acondicionado. ¿En serio prefieres estar sudando en casa mientras escuchas la televisión de fondo y vuelves a mirar el Facebook por enésima vez que entrenar en una sala fresquita? Vale, acabarás sudando también, pero ese sudor reconforta más que el que te deja pegado al sofá, y además podrás presumir de fuerza voluntad en Instagram.

2.Las piscinas. Sean cubiertas o descubiertas, un chapuzón en una piscina te refresca durante todo el día, te despeja, y  además entre largo y largo has hecho deporte. Un 3x1 en toda regla.

3.La exclusividad. Tal vez no sea la palabra exacta, pero aunque este artículo pretenda justo lo contrario, en verano los gimnasios están vacíos; ¿por qué no aprovechamos esto para entrenar a nuestras anchas? Usar las máquinas sin hacer cola, coger las pesas que queramos, evitar la saturación en las clases…

4.Lo comido por lo servido. Propósito veraniego, alimentarnos a base de ensaladas, que son muy fit  y además están fresquitas; realidad: ponme una de bravas y una caña que hoy es viernes.  Si seguimos entrenando, los efectos del caña-tapa-veraniego no serán tan devastadores. No llevamos con la operación verano desde marzo para ahora tirarlo todo por la freidora.

5.Las agujetas. Parecía que ya te habías olvidado de ellas, pero después de un verano sin entrenar llega septiembre y ¡PAM! Ahí están, en tus piernas, en tus brazos, en zonas que no recordabas tener, no te dejan caminar, bajar escaleras… ¡no te dejan vivir! Son uno de los motivos por lo que las personas empezamos a flaquear en nuestra asistencia al gimnasio, pero si no dejamos de entrenar no volverán en septiembre.

6.El tiempo. Aunque parezca un motivo para no ir a entrenar, puede jugar a nuestro favor. ¿Conoces los entrenamientos hiit? Son un tipo de entrenamientos intensos en un menor tiempo de dedicación, más calorías en menos tiempo ¿Genial verdad? Aquí Marc Biscarri te explica en qué consiste un à-wod, uno de nuestros entrenamientos express.Vamos al gym y aún nos sobra tiempo para irnos a la playa.

7.La rutina. En los meses de verano nuestros horarios laborales pueden variar y tenemos periodos vacacionales donde no nos vamos a ningún sitio, estos son buenos momentos para salir de nuestra rutina de entrenamientos y probar esas actividades que bien por incompatibilidad de horarios o por falta de tiempo nunca probamos.

¿Y el octavo? El octavo nos lo dices tú, seguro que tienes una motivación de peso para no dejar de entrenar en el gimnasio, porque nuestra razón de peso es que nuestro cuerpo no entiende de operaciones verano ni propósitos de año nuevo, nuestro octavo motivo es que nuestro cuerpo es nuestro tempo y hay que cuidarlo todo el año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de negación. Si desea continuar navegando por nuestra página web en su máxima funcionalidad, usted debe aceptar expresa e inequívocamente el uso de las mismas. En caso de no hacerlo, se entenderá denegado el consentimiento.

Puede cambiar la configuración, retirar o modificar su consentimiento y/o obtener más información en relación con nuestra política de cookies y privacidad en el siguiente enlace.

OK